Tendencias e-learning clave en 2021

Tendencias e-learning clave en 2021

Los cambios sociales generados por la pandemia durante el 2020 han provocado, a su vez, transformaciones importantes en el terreno de la formación. Desarrollar contenidos y cursos e-learning acordes a las tendencias que se observan este 2021 te permitira captar a tus alumnos y estar al día con respecto a la transformación digital que se ha observado en la formación.

A continuación, repasamos algunas de las tendencias e-learning que más han marcado el año anterior y que creemos que van a seguir resultando decisivas este 2021.

Microaprendizaje

La formación tiende a especializarse cada vez más. Los alumnos demandan contenidos concretos que se ajusten a sus necesidades específicas y que puedan generar resultados en el menor espacio de tiempo posible. A pesar de que los cursos o formaciones a nivel general no caerán en desuso, los centros e-learning deben tener en cuenta esta apuesta por una mayor especialización.

Por medio de pequeñas píldoras formativas, este tipo de contenido fragmenta a los usuarios y posibilita un aprendizaje rápido. Una tendencia que ha destacado mucho estos últimos años, incluso desde antes de la pandemia.

Aprendizaje basado en la experiencia

Los seres humanos recordamos mejor una experiencia interesante que cualquier tipo de contenido. Probablemente, tus alumnos olvidarán antes el contenido impartido en algún curso que una experiencia concreta que les ocurriese en algún momento.

El aprendizaje basado en la experiencia es una de las tendencias más claras en el mundo de la formación. Proporcionar a los alumnos mejores y más personalizadas experiencias de aprendizaje mejorará exponencialmente su grado de satisfacción.

Ya no es suficiente con ofrecer la mejor información del mercado bien estructurada, cada vez va a tomar más importancia el hecho de facilitar una ruta clara de aprendizaje que motive al estudiante.

Aprendizaje móvil

El aprendizaje móvil es otra de las tendencias destacadas para este 2021. El uso de dispostivo móviles está totalmente generalizado y, según diversos estudios, se prevé que este mismo año se alcancen los 7 mil millones de usuarios de móviles. Para 2025 se prevé que tres cuartas partes de la población de Internet accederá a la web solamente mediante sus teléfonos móviles.

Esta tendencia indica que, para satisfacer correctamente las necesidades de los estudiantes, es fundamental crear cursos pensados para su consumo en dispositivos móviles y asegurarse de que los materiales sean responsive y lo suficientemente flexibles como para que la experiencia de usuario sea siempre positiva.

El aprendizaje móvil es una de las tendencias más interesantes y populares en e-learning, debido, principalmente, a la gran cantidad de beneficios que ofrece, tales como: la flexibilidad, el acceso desde cualquier lugar o momento, el seguimiento del rendimiento individualizado… Por tanto, es un elemento clave a tener en cuenta este 2021.

Gamificación

El estudiante digital tiene unas características muy específicas: cambia rápidamente de “pantalla”, utiliza diferentes aplicaciones y sistemas simultáneamente, está saturado de información, olvida las cosas fácilmente y tiene un periodo de atención muy reducido. En muchos casos, se apunta a diferentes cursos a la misma velocidad que los abandona.

La gamificación es una tendencia de aprendizaje extremadamente popular. Competir con un número cada vez mayor de distracciones requiere estrategias que “enganchen” a los estudiantes. Unir el aprendizaje a la creación de retos y formas de “picar” a los estudiantes puede hacer que el alumno complete módulos de aprendizaje que de otra forma no conseguiría.

Algunos ejemplos de gamificación en el aprendizaje son:

  • Evaluaciones desafiantes con “recompensas”.
  • Apps con elementos competitivos, juegos y retos.
  • Combinar el concepto de gamificación con el microaprendizaje.

Filtrado de contenidos

El filtrado o la “curación” de contenidos es fundamental en la educación virtual. Debido a la hiperinformación existente, ubicar, seleccionar, analizar y filtrar el contenido apropiado para nuestros cursos es prioritario. El filtrado de contenidos es un proceso que es parte del éxito o fracaso de un curso virtual.

Filtrar el contenido antes de presentarlo al estudiante es muy relevante actualmente y, especialmente, lo será de cara a los próximos años. Este proceso consta de:

  • Empatizar con los estudiantes.
  • Utilizar fuentes confiables.
  • Definir una metodología clara para filtrar el contenido.
  • Focalizar el contenido para tu alumnado.
  • Incorporar ejercicios de casos prácticos.
  • Contextualizar el contenido.
  • Documentar el proceso.

Aprendizaje activo

El contenido generado por los usuarios no es algo novedoso pero, en la formación online, toma otra dimensión.

La formación digital ha acercado más que nunca los roles de alumno y profesor, hasta el punto de que ambos pueden ser emisores y receptores al mismo tiempo. Otra de las tendencias e-learning más claras en 2021 es que el estudiante continue tomando un rol más activo en el aprendizaje. Para facilitar este cambio de paradigma, el docente tiene que adaptar sus plataformas y sus herramientas a estas exigencias.

Algunas herramientas para facilitar el aprendizaje colaborativo y posibilitar la creación de contenido generado por los alumnos son foros para compartir opiniones o recursos opcionales para ampliar el conocimiento.

Los cambios en el ecosistema laboral de estos últimos años requieren cambios igual de profundos en el ámbito de la formación. De esta forma, podremos estar preparados para los retos que nos plantea este 2021.