)">

¿Síndrome postvacacional? Medidas que refuerzan la vuelta al trabajo

¿Síndrome postvacacional? Medidas que refuerzan la vuelta al trabajo

Septiembre es el mes oficial del fin de las vacaciones y la vuelta al trabajo. Vuelven los emails, la rutina y los madrugones. Tras un tiempo donde no se tenía muy presente el reloj, la vuelta a la rutina nos empuja a recuperar horarios y sentir que perdemos el control de nuestro tiempo. Este hecho supone para muchas personas un estado depresivo que se conoce como síndrome postvacacional.

El síndrome postvacacional se manifiesta a través de aspectos emocionales y físicos, como sensación de malestar, ansiedad, depresión, disminución del rendimiento, palpitaciones, cambios de humor, etc. Si estos cambios persisten, se recomienda un abordaje profesional a través de un médico o psicólogo, pero hay acciones que están en la mano del trabajador para poder superar estas molestias derivadas de la mala adaptación a la vida laboral.

 

Acciones para combatir el estrés postvacacional

1. Controlar la vuelta de las vacaciones

No es recomendable volver de las vacaciones justo el día anterior a la vuelta al trabajo, sino que es recomendable volver un par de días antes, para prepararnos física y mentalmente.

2. Empezar de manera gradual

No debemos cargarnos con todo el trabajo el primer día, debemos jugar con la intensidad del trabajo, de menos a más. Es recomendable tomarse un tiempo para acostumbrarse, leer correos despacio y habituarse a la rutina.

3. Adoptar una actitud más positiva

Hay muchas cosas que posiblemente no nos gusten de nuestro trabajo: nuestro/a jefe/a, algún compañero, una tarea concreta… Debemos tomárnoslo con positividad y gestiónalo desde la proactividad.

4. Mantener horarios regulares

Esto es importante tanto por el día, como por la noche, para las horas de dormir. Generalmente, en las vacaciones tenemos un desajuste en el horario del sueño, por lo que volver a ese punto suele ser complicado. La mejor solución es dormir adecuadamente y fijar horas de sueño.

5. Planificar actividades de ocio

Para retomar la vida cotidiana, es importante retomar las actividades de fuera del trabajo. Volver a ver a los amigos, planificar escapadas los fines de semana y recuperar esa actividad que estaba abandonada son alguna de las acciones que nos ayudarán a volver a la rutina con positivismo.

6. El ejercicio físico como aliado

Practicar ejercicio físico siempre es un plus, especialmente si se puede practicar a diario. También ayuda practicar la relajación en intervalos regulares, eliminar pensamientos erróneos o ideas que puedan darnos ansiedad.

 

Como hemos comentado anteriormente, la reincorporación al trabajo es uno de los momentos más duros de los empleados tras las vacaciones. Y esta es una realidad tan preocupante, que no solo los trabajadores deben poner de su parte para gestionarlo, sino que las empresas también tienen la oportunidad de asumir un papel activo para aportar un refuerzo positivo en la salud del trabajador.

Por ello, las empresas tienen en sus manos hacer la vuelta al trabajo más llevadera a través de medidas específicas que ayuden a eliminar el estrés y el desgaste físico del trabajador.

 

Medidas que las empresas pueden incorporar

1. Flexibilidad horaria

Implementar un horario flexible de entrada y salida o aumentar la jornada intensiva hasta mitad o finales del mes de septiembre puede ayudar a que los empleados se sientan motivados y se reduzca el impacto de la vuelta al trabajo.

2. Teletrabajo

Trabajar desde casa permite a los empleados conciliar su vida laboral, familiar y personal, además de permitir una mejor gestión del tiempo. El teletrabajo provoca que los empleados desempeñen sus tareas en un entorno de bienestar emocional y, con la situación actual, es algo que cada vez se implementa más en las empresas que pueden incorporarlo, aunque sea unos días a la semana.

3. Fomentar la conciliación

A través de permisos para acompañar a familiares al médico, días de asuntos propios, permisos para el cuidado de la familia, etc Acciones tan simples como estas pueden hacer que el trabajador se sienta menos agobiado y pueda reincorporarse al trabajo haciendo frente a las cargas laborales, familiares y personales.

4. Servicios de asesoramiento psicológico

Se pueden facilitar programas de gestión del estrés, formación o coaching para favorecer la capacidad de resiliencia y adaptación al cambio.

5. Gratificaciones y premios

Entre ellos se pueden barajar un día libre por cumpleaños, entradas de cine o cualquier otra actividad cultural o facilitar formaciones gratuitas. Estas acciones además de aumentar la motivación del empleado, favorecen el sentimiento de pertenencia con la empresa, haciendo que la vuelta al trabajo sea menos dura.

 

Contribuir en la mejora del bienestar de los empleados debe ser una de las principales prioridades de cualquier empresa. De esta forma, no solo se aumenta la satisfacción del trabajador, sino que también lo hace su motivación y productividad.

Para terminar de comprender el síndrome postvacacional, os dejamos un vídeo en forma de Podcast distribuido por Entiende tu Mente, un espacio formado por Molo Cebrián, licenciado en Comunicación y Psicólogo, Luis Muiño, Psicoterapeuta y escritor que colabora con revistas como “Muy Interesante” y Mónica González, Ingeniera y coach. A través de este vídeo, estos expertos analizan en qué consiste el estrés postvacacional, cuáles son sus síntomas y por qué ocurre este fenómeno.