Redes sociales colaborativas en las empresas

Redes sociales colaborativas en las empresas

Desde hace unos años, la relación entre redes sociales y RRHH es cada vez más estrecha, pues, por un lado, se calcula que, más de un 70% de jefes de departamento utiliza o ha utilizado el reclutamiento en la red, y, por otro lado, estas son una interesante opción para mantener unido al equipo de trabajo y que puedan comunicarse fácilmente.

Las herramientas de comunicación interna están integradas prácticamente en todos los procesos de trabajo, pues, agilizan y facilitan la comunicación entre departamentos, llegando a incrementar notablemente la productividad de los empleados. Estas redes sociales colaborativas potencian la interacción entre equipos, aumentan su implicación y crean un ambiente donde fluye el conocimiento.

Pasos para implementar una red social interna

Una vez que conocemos todos los beneficios que este tipo de plataformas aportan a las empresas, la siguiente pregunta es: ¿Cómo implementarla con eficacia?

En primer lugar, se debe definir el objetivo que se quiere alcanzar con estas redes sociales internas y si se va a implementar en toda la empresa o solo en ciertos departamentos.

En segundo lugar, es importante identificar qué tipo de tareas y necesidades tiene cada empleado, pues, no son las mismas, por ejemplo, en un encargado de almacén y en un miembro que trabaje en la oficina central. Además, será interesante integrar las redes sociales colaborativas en una plataforma social interna, dando lugar a diferentes herramientas como sistemas de CRM o software de formación en línea. Todo dependerá de cada caso en concreto.

El último paso será escoger la plataforma más adecuada para la empresa. Cuando los objetivos se hayan concretado y todas las funciones y necesidades de los diferentes departamentos se han identificado, es el momento de elegir qué soporte se quiere utilizar. Evidentemente, cada empresa tendrá sus preferencias, pero, hay una serie de factores que se deben tener en cuenta a la hora de elegirla:

- Debe ser una plataforma abierta, de manera que todos los datos estén visibles y disponibles en una misma.

- Como preferencia, es recomendable que trabaje de manera intuitiva para el usuario, pues esto ayuda a reducir el umbral de rechazo por parte de los empleados.

Garantía de éxito

Las redes sociales internas reducen la distancia entre trabajadores, y entre estos y la alta dirección. Actualmente, con la situación que se vive debido al COVID-19, se han convertido en un eje fundamental en el funcionamiento de una empresa, pues, muchas de estas se han visto obligadas a implantar el teletrabajo de forma obligatoria.

Todos los estudios realizados hasta el momento sobre los beneficios de la implantación de redes sociales internas apuntan al mismo resultado, y es que, sin duda, son una herramienta de gran ayuda, y con un gran potencial a la hora de ‘’acercar’’ a los trabajadores.