¿Qué es el Social Recruiting y cuáles son sus ventajas?

¿Qué es el Social Recruiting y cuáles son sus ventajas?

El Social Recruiting es un método de reclutamiento que se encuentra a la orden del día en muchas empresas. También llamado reclutamiento colaborativo consiste en reclutar o buscar candidatos potenciales a través de redes sociales como Facebook, LinkedIn etc.

De este modo, el seleccionador o reclutador puede tener un contacto previo con el posible candidato y crear una sinergia laboral positiva entre reclutadores, empresa y candidatos.

Evolución del Social Recruiting

Durante los últimos años, el reclutamiento colaborativo ha cambiado la forma en la que los candidatos contactan con las empresas. La creación del correo electrónico fue uno de los primeros pasos hacia el Social Recruiting, ya que nos permitió intercambiar datos, fechas y direcciones de forma fácil y rápida.

Conforme se han ido abriendo paso las redes sociales en nuestra vida cotidiana, la sociedad se ha dirigido hacia un nuevo modelo de reclutamiento más cercano y adaptado a los tiempos de ahora. El avance de la digitalización ha supuesto la desmaterialización de los procesos y la flexibilización de la actividad del reclutador, empresa y candidatos.

Ventajas y desventajas del Social Recruiting

Ventajas

  • Mayor transparencia y confianza con los candidatos: El reclutamiento colaborativo a través de redes sociales no sólo hace más flexible el proceso de contratación, sino que, además, favorece a la imagen y reputación de la empresa. En cada perfil social se puede publicar contenido de marca o relacionado con el día a día del negocio con el fin de mostrar a nuestra comunidad o red de contactos información que pueda llamar la atención a los potenciales candidatos. Este tipo de acciones genera una sensación de transparencia y cercanía para aquellos talentos que se encuentren susceptibles de postularse a un puesto de trabajo.
  • Búsqueda de candidatos en otras zonas geográficas: La distancia ya no es una barrera. Las redes sociales permiten que busquemos nuevos talentos fuera de nuestra provincia o incluso de nuestro propio país. En otras palabras, podemos reclutar a distancia sin necesidad de que el candidato acuda al lugar donde se ha ofertado el trabajo.
  • Mayor número de candidatos a los que puedes llegar: Las redes sociales nos permiten ampliar nuestra red de contactos y nos posibilita la oportunidad de contactar con profesionales tanto de nuestro entorno laboral como de otros sectores.
  • Menor inversión en los procesos de selección: La mayoría de las plataformas sociales son de acceso gratuito o como mucho nos ofrecen la posibilidad de aumentar nuestra red como es el caso, por ejemplo, de LinkedIn Premium. Asimismo, el tiempo que invertimos en los procesos es mínimo. Al publicar la oferta de trabajo en los perfiles sociales de la empresa, tendremos mayor alcance y recorrido que un anuncio tradicional.

 Desventaja

  • Exceso de candidaturas: Tras comunicar una oferta en redes sociales, posiblemente nos llegue una gran cantidad de currículums y la mayoría de ellos no encajaran con las competencias técnicas y personales predeterminadas para el proceso de selección. Para evitar que dificulten algunos procesos, es recomendable utilizar el método de reclutamiento Social Recruiting para filtrar aquellos perfiles más complejos y que muchas veces cuesta encontrar en plataformas de búsqueda de empleo.

Herramientas para hacer Social Recruiting

Entre las herramientas más comunes para hacer Social Recruiting y encontrar talento encontramos:

  • LinkedIn: Es la red social por excelencia para encontrar posibles candidatos ya que la mayoría de usuarios la utilizan para ampliar su red de contactos.
  • Facebook: Aunque no es una red social centrada en el trabajo como LinkedIn, existe multitud de grupos donde publican ofertas de trabajo a diario. Además, cuenta con la ventaja de ser una de las redes sociales más longevas y con mayor número de usuarios.
  • Instagram: No subestimes a esta red social porque es una de las plataformas con mayor crecimiento en los últimos años. Cuenta con la posibilidad de subir historias, lo cual, para mostrar el ambiente en nuestra empresa puede ser un recurso muy útil.
  • Whatsapp, Telegram, Skype o Zoom no son redes sociales como sino plataformas de mensajería. Estas herramientas sirven para mantener la comunicación con los candidatos sin necesidad de que acudan al lugar de la entrevista.

Futuro del Social Recruiting

El uso de las redes sociales es un escaparate  por lo que en algunas ocasiones ver un perfil en una red social puede darnos más información que una entrevista. Aunque cada vez se hace un mayor uso del Social Recruiting, la mejor opción es combinar estas técnicas con los métodos de reclutamiento habituales.

A través del siguiente vídeo, el comunicador Sergio Cuesta nos explica cómo encontrar y contratar talento a través de las redes sociales.