‘Outplacement’: orientación para garantizar la recolocación

‘Outplacement’: orientación para garantizar la recolocación

El outplacement consiste en poner en marcha una serie de técnicas y procedimientos por parte de una empresa para asistir a un empleado cuando se queda sin su puesto de trabajo. Normalmente, esta práctica se suele llevar a cabo en empresas en las que se activa un cambio estructural como, por ejemplo, una fusión, una adquisición o una reestructuración compleja.

Se trata de una tendencia en aumento. De hecho, los departamentos de RR. HH. de las grandes empresas cuentan con personal especializado en estas técnicas, aunque también es habitual contratar a una empresa externa especializada para desarrolla esta actividad.

Principales ventajas y beneficios

El outplacement es la respuesta ante la responsabilidad social de todas las empresas, tanto para los que se quedan como para los que se van. Para los que se quedan, porque elimina los sentimientos de inseguridad que se producen ante el miedo a la pérdida del puesto de trabajo. Y para los que se van, porque su objetivo final es contener y reorientar a los trabajadores para facilitarles una reinserción laboral positiva.

Las ventajas de estas prácticas son numerosas, pero veamos las más importantes:

Reducen conflictos legales
Como la finalidad es la reubicación del trabajador, los problemas legales que puede traer consigo un despido se ven reducidos al mínimo y, en muchas ocasiones, se eliminan por completo.

Reeducan al trabajador
Un elevado porcentaje de los trabadores se pone al día sobre la realidad del mercado laboral y recibe formación actualizada sobre su área de trabajo.

Mejoran la confianza y la autoestima del trabajador
Formar parte de un proceso de outplacement reduce significativamente las consecuencias negativas que a nivel emocional trae consigo un despido (estrés, angustia, insomnio, desánimo e, incluso, pérdida de autoestima) ya que el trabajador desvinculado se siente gratificado por el interés que la empresa muestra por él.

Mejoran la imagen de la empresa
El outplacement promueve una buena imagen empresarial, tanto frente a empleados como a clientes, ya que refleja un firme compromiso con los empleados.

¿Cómo se desarrolla el ‘outplacement’?

Por lo general, para iniciar este tipo de prácticas se establecen unas sesiones entre el experto o el personal responsable de RR. HH. y el trabajador, y se siguen las siguientes etapas:

Evaluación
Se analizan las capacidades, conocimientos y aptitudes del trabajador y se hace un estudio de su trayectoria y experiencia para sentar las bases de sus cualidades profesionales.

Definición del objetivo profesional
Se trata de dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿adónde quiere llegar el trabajador? Para ello, se elabora un currículum en línea con el objetivo a conseguir.

Análisis del mercado laboral y búsqueda de empleo
En función de los resultados de la primera etapa y lo consensuado en la segunda, se procede a analizar el mercado y a la búsqueda de ofertas. Casi siempre, coincidirá con la búsqueda de empleo para funciones similares a las que estaba realizando, pero puede darse la posibilidad de un cambio, y hay que estudiar todas las posibilidades. Dentro de esta fase, asimismo, se ofrece orientación profesional al trabajador en caso de que quisiera emprender un proyecto de forma autónoma.

Formación
Esta fase es fundamental, ya que se realizan ejercicios para mejorar la comunicación, si es necesario, y especialmente de cara a posibles entrevistas. Además, se puede dar acceso a soportes materiales, como una oficina o equipamiento informático completo, si así lo requiere la persona que recibe la formación.

Seguimiento del empleado
El outplacement no termina con la fase formativa, ya que se suele realizar un seguimiento de hasta un año de duración a partir de la reinserción en una organización con el objetivo de verificar su grado de integración.

Finalmente, y durante todas las fases, los trabajadores tienen a su disposición apoyo psicológico.

El outplacement busca convertir una situación aparentemente negativa en una fuente de nuevas oportunidades en el ámbito profesional. La persona que inicie y afronte este proceso tomará la dirección de su destino laboral y reducirá, sin lugar a duda, el tiempo de búsqueda de empleo.

En el siguiente vídeo, María Gutiérrez, ingeniera y psicóloga especializada en talento y diversidad, nos explica qué es el outplacement y cómo se está realizando en esta época en la que el mercado laboral está sufriendo tantos altibajos debido a la pandemia provocada por la COVID-19.