)">

Nuevos modelos de liderazgo para los nuevos tiempos

Nuevos modelos de liderazgo para los nuevos tiempos

El nuevo paradigma laboral ya es una realidad. La transformación digital, el teletrabajo y la utilización de herramientas colaborativas para hacer más sencillo y eficaz el trabajo en equipo, han llegado para quedarse. Las empresas se están adaptando a la nueva normalidad a pasos agigantados. Pero, ¿están los líderes de equipos preparados para los cambios que se están incorporando en las compañías?

Los modelos tradicionales de liderazgo han quedado atrás. Los trabajadores ya no tienen como fin último ganar dinero a fin de mes, sino que necesitan sentirse realizados y buscan otro tipo de incentivos para dar lo mejor de sí en el desarrollo de cualquier proyecto. Para estar al frente de un equipo con éxito, se necesitan hoy nuevas habilidades. La empatía, la motivación y la capacidad para fomentar el trabajo en equipo deben ser los pilares de los nuevos modelos de liderazgo que deberíamos implantar en las empresas.

 

Tipos de liderazgo que encajan con el nuevo paradigma laboral

Según John Maxwell, experto en Liderazgo, escritor, coach y conferencista, el liderazgo representa la facultad de mejorar a las personas en un área específica, a través de la guía y orientación de un líder que tenga la capacidad de influencia para animarlas a mejorar sus aptitudes y capacidades.

Siguiendo esta definición, hemos dejado de llamar "líderes" a personas con cierta jerarquía o rango de superioridad más bien entendidos como los tradicionales "jefes" para pasar a considerar como líderes a esas personas que realmente se preocupan y trabajan por el bien común. Sin embargo, hay diferentes tipos de liderazgo que podrían encajar con este nuevo modelo de liderazgo que comentamos:

1. Liderazgo laissez-faire:

Es un método no autoritario donde el líder se preocupa porque los trabajadores adquieran la experiencia y motivación necesaria para ser autónomos en el desempeño de sus tareas. El líder solo interviene cuando es necesario y con la menor cantidad de control posible.

2. Liderazgo democrático:

El líder promueve el diálogo para tener en cuenta todos los puntos de vista en la toma de decisiones. También se llama "liderazgo participativo" ya que el líder se esfuerza por crear entusiasmo entre los trabajadores al priorizar la participación de todo el grupo.

3. Liderazgo transformacional:

Los líderes transformadores se comunican continuamente con el equipo para que todos los miembros estén alineados con los objetivos a cumplir. Este tipo de liderazgo vela porque todos los trabajadores tengan un propósito claro con el que se sientan identificados. La finalidad aquí es generar una visión compartida y transversal acerca de lo que debe ser la empresa en la que todos trabajan.

 

6 habilidades necesarias para ser un buen líder

Los trabajadores de hoy esperan que sus líderes sean un ejemplo a seguir, que lo que digan y lo que hagan tenga una coherencia total y que sean capaces de guiar desde el respeto, siempre pensando en cómo pueden realmente ayudar a los demás. Como ya decía Mandela, "necesitamos líderes que no estén enamorados del dinero, sino de la justicia, que no estén enamorados de la publicidad si no de la humanidad". ¿Qué habilidades deben tener estos líderes?

1. Mentalidad colaborativa

Los nuevos líderes deben llevar por bandera eso de que el todo es más que la suma de las partes. Deben ser conscientes de que el trabajo en equipo divide el esfuerzo y multiplica los resultados. Fomentar el trabajo en grupo y proporcionar las herramientas colaborativas para poder llevarlo a cabo con éxito debe ser uno de los principales objetivos de un buen líder.

2. Empatía, escucha y habilidades de comunicación

Identificar qué mueve a las personas, y entender lo que más y menos les motiva del trabajo que desempeñan, es una de las principales características que deben desarrollar los líderes de hoy. Saber escuchar al equipo, entender los diferentes puntos de vista y transmitir mensajes claros a cada uno de los miembros del grupo debe ser otra de las áreas en las que debemos poner foco si nos encargamos de liderar equipos.

3. Motivación

Un buen líder debe ser una persona motivada con el trabajo que desempeña. Si se pretende que un equipo desarrolle un proyecto con energía y entusiasmo, que consiga hacerlo así dependerá mucho de lo motivado que se encuentre el líder con ese proyecto y lo eficaz que sea transmitiendo esa motivación a los diferentes miembros de su equipo.

4. Capacidad de innovación y conocimiento tecnológico

Tras la transformación digital que se está produciendo en la mayoría de las empresas, no puede haber un líder que no esté familiarizado con las nuevas tecnologías y utilice las herramientas y posibilidades que ofrece el mundo digital para optimizar los procesos de trabajo en sus equipos.

5. Proyección de futuro

Un buen líder siempre debe mirar hacia adelante, estar continuamente identificando nuevas tendencias y oportunidades para garantizar siempre la evolución y el desarrollo de la empresa. De la misma manera, debe crear una cultura donde el pensamiento creativo y la innovación del equipo sean pilares clave en el modelo de trabajo.

6. Resiliencia

Quienes no puedan lidiar con la incertidumbre, adaptarse rápidamente a las nuevas circunstancias y sacarles partido para motivar a sus equipos de trabajo simplemente no podrán ser líderes en los momentos en los que vivimos. Un líder resiliente, ayudará a su equipo a mantener la fortaleza emocional y coraje que necesita para continuar dando lo mejor de sí ante las dificultades.

 

“Lo más importante es que los miembros de tu equipo te quieran tanto como tú los quieres a ellos”, destacaba Rosa García en esta charla TED a la que todo buen líder debería prestar atención. Rosa García es matemática y directiva española, fue presidenta y consejera delegada de Siemens en España y en el siguiente vídeo nos cuenta cómo la inteligencia emocional es clave para tener éxito liderando equipos.