)">

Nuevas tendencias en gestión de talento

Nuevas tendencias en gestión de talento

El mundo laboral ha cambiado en poco tiempo, y nosotros con él. Es difícil predecir qué pueden hacer las empresas para tener éxito en el nuevo paradigma laboral en el que nos encontramos. Sin embargo, sabemos que la clave del éxito pasa por crear organizaciones más diversas, conectadas e inteligentes. Un objetivo ambicioso donde la gestión de talento y los equipos de Recursos Humanos de las empresas tienen mucho trabajo por hacer.

En un nuevo modelo de trabajo, donde la flexibilidad laboral y la transformación digital están implantándose a toda velocidad, es imprescindible mantener a todas las personas de la empresa conectadas, colaborando y compartiendo información. También es fundamental fomentar el aprendizaje continuo y la innovación para facilitar la evolución de la compañía y conseguir su adaptación a los nuevos entornos, cada vez más ágiles, que demandan los mercados actuales.

 

7 nuevas tendencias en gestión de talento

La función de los departamentos de Recursos Humanos necesita reinventarse. Desde los equipos de gestión de talento, debemos convertirnos en verdaderos agentes de cambio dentro de nuestras compañías. Debemos conectar el talento y empoderar a cada uno de nuestros trabajadores para que, en conjunto, la organización crezca en motivación, eficacia y resultados.

Los cambios que estamos viviendo en el entorno laboral requieren de nuevas formas de hacer las cosas. ¿Sabemos desde Recursos Humanos en qué puntos tenemos que trabajar para impulsar la evolución de nuestra compañía? A continuación, destacamos varios aspectos clave donde todo equipo de gestión de talento debería poner sus esfuerzos en los próximos meses.

 

1. Fomentar el trabajo en equipo

Tenemos a nuestro alcance cada vez más herramientas de productividad y de trabajo colaborativo, que nos permiten convertirnos en profesionales más eficientes. Seleccionar, de esas herramientas, aquellas que son claves para el desempeño de las labores de nuestra compañía, es una tarea en la que el equipo de gestión de talento tiene una función primordial. El departamento de Recursos Humanos se debe convertir en diseñador de espacios de colaboración para fomentar la interacción de los empleados y propiciar un trabajo en equipo más efectivo.

Actualmente se están adoptando metodologías team-centric en las empresas. Son metodologías que se enfocan en impulsar el trabajo colaborativo. Más que fijarse en los logros individuales del empleado, se centran en evaluar el impacto de la contribución de éste en el equipo. Para implementar este tipo de metodologías, es necesario romper con estructuras jerárquicas, impulsar el trabajo en grupo para que cada uno, con sus recursos y funciones definidas, pueda contribuir al desarrollo del equipo y, en conjunto, al de la compañía. Hay que tener en cuenta que, si el equipo gana, el empleado gana; y por lo tanto, la empresa también.

 

2. Velar por un aprendizaje individualizado y continuo

El departamento de Recursos Humanos de las empresas debe asumir el rol de coach del aprendizaje social. Los equipos de gestión de talento deben conocer bien a cada uno de los empleados para saber qué motivaciones de aprendizaje tienen y cuáles son las metodologías más efectivas para cada uno. Es muy importante fomentar una cultura de aprendizaje continuo y conseguir que sean los propios trabajadores quienes quieran seguir formándose para crecer profesionalmente. Contar con modelos de desarrollo profesional dinámicos es clave para conseguir motivar a los integrantes de una empresa en este sentido.

Por otro lado, las nuevas herramientas sociales empoderan al trabajador proporcionándole un altavoz para compartir sus ideas dentro de la compañía. El nuevo rol de Recursos Humanos pasa por ser el facilitador y potenciador de conversaciones de aprendizaje entre los equipos. Las empresas actuales son diversas, y fomentar la transmisión interpersonal de conocimientos y habilidades es uno de los mayores retos a los que nos debemos enfrentar desde el equipo de gestión de talento.

 

3. Detectar y conectar el talento diverso

La selección de personal y detección de talento es una de las principales funciones de todo equipo de Recursos Humanos. En un entorno laboral donde los conocimientos de los empleados son cada vez más específicos, y necesitamos equipos multidisciplinares, es muy importante conocer a fondo qué perfiles necesita nuestra empresa para localizar el mejor talento con el que podamos contar.

Si no somos capaces de conseguir que los diferentes perfiles trabajen en equipo, no bastará con haber encontrado el mejor talento para nuestra empresa. Aquí también tiene su rol el equipo de Recursos Humanos que deberá ser conector de talento para garantizar la inteligencia colectiva de la compañía. Se deberá poner el foco en la consecución del objetivo empresarial cuidando siempre el valor humano y fomentando la transversalidad y diversidad de los equipos.

 

4. Fomentar la motivación y generar emociones positivas en los empleados

Desde los departamentos de Recursos Humanos se están utilizando nuevos enfoques como el design thinking y el employee journey map para conocer mejor el nivel de motivación y de compromiso de cada empleado con la empresa. Es fundamental comprender al empleado, poner atención a sus necesidades y mejorar su experiencia en la compañía. Porque no debemos olvidar que una buena experiencia para los empleados se traduce en una buena experiencia para los clientes.

Las emociones positivas son transformadoras. Que un empleado esté feliz desempeñando su trabajo y tenga una buena relación con sus compañeros es algo fundamental que repercute directamente sobre su trabajo. A fin de cuentas, velar por el bienestar general de los empleados se traduce en resultados positivos para la compañía.

 

5. Impulsar cambios en los modelos de gestión y liderazgo

El nuevo paradigma laboral requiere cambios en la gestión de equipos. Unos flujos de trabajo más ágiles y colaborativos también necesitan nuevos líderes que cuenten con habilidades como la negociación, resiliencia y el pensamiento estratégico. El nuevo tipo de líder debe saber construir y dirigir equipos, mantener a la gente conectada y promover una cultura de innovación, aprendizaje y mejora continua. Estos nuevos líderes de los que hablamos, deben conocer al detalle las habilidades de cada persona con el fin de poder formar grupos de trabajo eficientes, saber definir unos objetivos claros y designar las tareas adecuadas a cada uno de los miembros del equipo.

Desde Recursos Humanos, la forma en la que detectamos, medimos y desarrollamos el liderazgo también ha cambiado. Desde los equipos de gestión de talento, debemos detectar los diferentes nodos y flujos de influencia existentes en nuestra organización para sacar el máximo partido de ellos.

 

6. Impulsar la innovación y ser agentes de cambio en la transformación digital de la compañía

Desde Recursos Humanos se deberá potenciar la transformación digital de la empresa, proporcionar herramientas colaborativas que ayuden a los empleados a trabajar de manera ágil y eficaz en las empresas cada vez más flexibles con las que nos encontramos.

Los equipos de gestión de talento que sean capaces de adoptar nuevas tecnologías y metodologías de trabajo tendrán un fuerte impacto en los resultados de la empresa y en la experiencia de sus empleados. Ante el cambio de paradigma laboral que estamos viviendo, las compañías deben reinventarse, y en este proceso de cambio es crucial la innovación por parte del equipo de Recursos Humanos.

 

7. Fomentar la flexibilidad laboral dentro de la empresa

La flexibilidad es algo que ya se está aplicando en todas las empresas. Con el auge reciente del teletrabajo, las compañías necesitan implantar modelos menos rígidos, ejercer menos control en cuanto a horarios y localización de los empleados y enfocarse más en la consecución de resultados. Esta flexibilidad laboral conlleva también cambios a nivel de organigrama, donde los equipos de Recursos Humanos deben mirar hacia una organización más horizontal y fluida de la plantilla.

Ante este cambio hacia formas de organización cada vez más flexibles, las herramientas de comunicación interna inmediatas son fundamentales para tener una comunicación continua y transparente con los trabajadores. Debemos hacer un gran esfuerzo para dejar atrás los sistemas más tradicionales de comunicación y acoger con fuerza nuevas aplicaciones como slack o teams que nos permitan una comunicación más sencilla, fluida y directa. La tendencia es comunicar con total transparencia, y en tiempo real, cualquier decisión que se tome y afecte a los empleados y que, a su vez, los equipos de trabajo puedan hacer uso de estas herramientas colaborativas para comunicarse entre sí desde cualquier lugar.

 

Tenemos que ser ágiles para adaptarnos a los cambios que se están produciendo en el mundo laboral

En resumidas cuentas, la transformación de los sistemas de trabajo está creciendo de forma exponencial. Ya preveíamos hace años que, con las nuevas tecnologías, los modelos de trabajo evolucionarían. Sin embargo, después de la pandemia mundial que estamos viviendo, se ha producido una aceleración en el cambio de paradigma laboral y hemos entrado de lleno en una era líquida donde, como decía Bauman, todo es cambiante. No hay nada que perdure en el tiempo y debemos adaptarnos a toda velocidad.

En la siguiente charla TED de hace unos años, Raquel Roca, periodista y profesora, ya reflexionaba sobre cómo sería el nuevo paradigma laboral en este 2020. También hablaba sobre el tipo de profesionales necesarios en este ecosistema en el que nos encontramos ahora. En el vídeo, Raquel habla sobre la necesidad de tener una mentalidad "knowmada" en las empresas. Destaca la importancia de tener habilidades y conocimientos adaptados a la era hiperconectada e hiperdigitalizada en la que vivimos, para poder aportar mayor valor a nuestra compañía.

Para terminar, nos gustaría resaltar una frase de la ponente como una de las principales conclusiones que sacamos nosotros del vídeo:

“Para que tengamos todos el mejor futuro profesional que podamos, lo que tenemos que hacer es trabajar todos como equipo. Tender manos, sacar nuestras habilidades, crear redes y buscar entre todos un objetivo común.”