Metodología Agile, ¿por qué está de moda?

Metodología Agile, ¿por qué está de moda?

Durante los últimos años escuchamos hablar a menudo sobre un sistema de trabajo que mejora la productividad y alivia los flujos de trabajo, pero en ocasiones no se entiende muy bien en qué consiste.

Hoy vamos a hablar de la metodología Agile y por qué está triunfando en todo el mundo, siendo la clave de su éxito la organización y repartición del trabajo de una manera rápida y flexible entre los diferentes equipos multidisciplinares.

4 valores de la metodología Agile

Tiene su origen en el año 2001 en un encuentro en Estados Unidos, donde 17 expertos en desarrollo de software elaboraron un documento a favor de estos nuevos métodos, aunque se trata de un invento de los años 80.

La metodología Agile se caracteriza por mantener la dirección sin caer en la rigidez de los métodos cascada, que planean el trabajo sin tener en cuenta los imprevistos que puedan surgir, resultando casi imposible reaccionar a tiempo. En cambio, este nuevo método tiene la capacidad de tomar la mejor decisión durante todo el proceso sin comprometer el proyecto.

Los 4 valores que la representan son:

  • Alta capacidad de respuesta ante los cambios a realizar e imprevistos.
  • Participación activa del cliente.
  • Preferencia de un software frente a documentación exhaustiva.
  • Interacción entre departamentos sobre procesos y herramientas.

Principios fundamentales para su correcta aplicación

  • La organización de los equipos es esencial.
  • Los procesos deben ser sostenibles en recursos materiales y en la gestión del tiempo.
  • Las reuniones son indispensables para comunicarse.
  • El equipo debe trabajar de forma conjunta y coordinada.
  • La prioridad es la satisfacción del cliente.
  • Las entregas se realizan en periodos cortos.
  • Es muy importante destinar tiempo a la reflexión y a la búsqueda de mejoras.

¿Por qué funciona tan bien?

El método Agile parte de la base de que la empresa tiene que responder de forma rápida a los cambios que se puedan producir en el entorno. Para ello, las reuniones pasan a ser una parte fundamental de la rutina diaria de la empresa.

Estas reuniones son muy productivas, ya que dirigen la capacidad de trabajo a las tareas pendientes, evitando perder el tiempo. Además, esto fomenta la cohesión de equipo, la participación y la implicación en los proyectos por parte de los empleados.

Por todo esto, Agile viene pisando fuerte en el panorama laboral, y muchas empresas como Google, Amazon o Microsoft ya la están implementando y beneficiándose de la multitud de factores positivos que aporta a los equipos de trabajo.