La importancia de un buen clima laboral

La importancia de un buen clima laboral

Alguna vez habrás escuchado alguna anécdota no muy positiva sobre los climas laborales, bien sea debido a un liderazgo ineficiente o por una falta de oportunidades de mejora dentro de la organización. La consecuencia más inmediata de este tipo de situaciones es el mal ambiente y una tensión constante que nos impide dar el 100% de nosotros.

Un clima laboral es un ecosistema vivo que va transformándose continuamente y, según las circunstancias, puede resultar tremendamente positivo y enriquecedor para los trabajadores. Las empresas deben preocuparse de tomar iniciativas o realizar proyectos que fomenten un buen clima, de forma que influyan positivamente en el desarrollo profesional de todos los componentes de la organización.

Si aún no conoces todos los puntos positivos que un buen clima laboral puede aportar tanto a los empleados como a la propia organización, descubre las siguientes razones:

Atrae nuevos talentos

Actualmente, gracias al boca a boca, los medios de comunicación y las redes sociales, es bastante fácil conocer cómo es el entorno laboral en cualquier empresa. Las nuevas generaciones de profesionales buscan lugares de trabajo en los que puedan tener vidas laborales satisfactorias. Aunque resulte obvio, conviene recordar que un buen clima laboral contribuye tanto a retener el talento como a atraer nuevos talentos que puedan sentirse identificados con los valores de la empresa.

Genera compromiso con la empresa

Un buen ambiente laboral es una de las formas de hacer que los trabajadores se sientan identificados con los valores, objetivos e inclinaciones de la empresa o, dicho de otra forma, hace que sientan compromiso con nuestra marca.

Si los trabajadores se sienten a gusto con su clima laboral, generará un sentimiento de “orgullo” hacia la marca para la que trabajan, por lo que su desempeño podría mejorar.

Impulsa la creatividad

Cuando hay buen ambiente en el trabajo, los trabajadores están más motivados y la probabilidad de que se generen nuevas ideas es mucho mayor. La innovación es un elemento imprescindible en cualquier empresa que quiera perdurar en el tiempo y, si los trabajadores son felices, contribuirán en un mayor grado a la hora de proponer nuevas ideas o soluciones más creativas.

Propicia los beneficios del sentido del humor

Reírnos, tanto en casa como en el trabajo, tiene numerosos beneficios para nuestra salud. Cuando lo hacemos, generamos endorfinas, un antidepresivo natural. Reírse en compañía o, incluso, de nosotros mismos, hace que veamos las cosas con más perspectiva y fomenta la confianza entre los equipos. En resumen, tenemos que reírnos siempre que sea posible, es una actividad extremadamente saludable que tanto nuestro cuerpo como nuestros compañeros agradecerán.

Facilita el feedback

Conseguir un buen ambiente laboral facilita el feedback multidireccional y la comunicación horizontal. De esta forma, la resolución de conflictos se hace mucho más sencilla, mediante el respeto y la claridad, afrontando los imprevistos y los conflictos de forma directa y sincera.

El hecho de contar con un ambiente agradable y abierto a cualquier pregunta o sugerencia, sin que haya ningún tipo de tensión, también favorece la aparición y la proposición de nuevas ideas.

Impulsa la Cultura del Apoyo

Un entorno laboral agradable deja atrás elementos como la cultura del miedo o la cultura de la competitividad en pos de una metodología de trabajo mucho más colaborativa. Influye en que los trabajadores estén más dispuestos a apoyar a sus compañeros y colaborar en proyectos conjuntos.

Un buen clima laboral también hace que los compañeros de departamento puedan conocer mejor a los suyos y que las charlas sean más comunes, logrando compartir conocimientos, experiencias, consejos… Una buena colaboración, no solo entre compañeros del mismo departamento, sino también entre diferentes secciones garantiza una mayor capacidad a la hora de resolver problemas y conseguir objetivos.

Una de las formas más efectivas de conocer si el clima laboral de nuestra empresa es el adecuado, es lanzar encuestas de clima laboral. En ellas, podemos preguntar a los trabajadores acerca de las condiciones, la relación con los compañeros o, incluso, con sus propios superiores.

Las personas pasamos una parte muy significativa de nuestro tiempo en el puesto de trabajo, por tanto, es evidente que el clima laboral tiene un papel muy importante tanto para nuestra salud como para la de nuestros compañeros. Los beneficios de un ambiente laboral agradable no solo se limitan a nuestra salud, sino que nuestra eficiencia y, por tanto, los resultados de la empresa pueden verse ampliamente beneficiados.

En definitiva, un buen clima laboral siempre debe de ser una de las prioridades máximas en cualquier organización. Bien sea por los múltiples beneficios para la salud como por las posibles mejoras en la productividad, es un elemento imprescindible de toda empresa que quiera crecer y seguir por buen camino.