La comunicación interna, una señal de éxito

La comunicación interna, una señal de éxito

Si nos referimos a la definición más básica de comunicación interna, se trata de la comunicación entre departamentos de una misma empresa, pero en realidad, va mucho más allá. La comunicación interna hace referencia a cualquier tipo de comunicación relacionada con el ámbito laboral: reuniones, anuncios, charlas entre compañeros, eventos, newsletters…

Y así, llegamos a la definición más elevada de la comunicación interna, como escriben James Harter y Amy Adkins para Harvard Business Review, “la comunicación es a menudo la base de cualquier relación sana, incluida la que existe entre un empleado y su gerente.”

Por eso debemos pensar que las comunicaciones internas tienen un impacto directo sobre los resultados de la empresa y por lo tanto debemos pensarla como una estrategia para toda la empresa y de la que es responsable no solo un departamento especializado sino cada persona que integra la organización.

Por lo tanto, una buena estrategia de comunicación interna garantiza que todos los miembros de un equipo estén alineados con el propósito de la organización. Y que absolutamente todo el mundo puede y debe participar en la creación de una cultura de comunicación abierta.

Beneficios de una buena comunicación interna

  • Se crea un equipo proactivo en el cual se crean nuevas iniciativas, se mejora la eficacia y la calidad del trabajo. Con una buena comunicación interna, sobrarán los canales que permitan a los empleados contribuir con sus propias ideas
  • Hay una mejor experiencia del empleado.
  • Mejora la coordinación de los equipos
  • Con una comunicación sólida, los empleados se sienten bien y se mantiene la satisfacción laboral
  • Proporciona conciencia de la situación, empatía y el conocimiento y la comprensión de las fortalezas y debilidades de los empleados.

En definitiva, la comunicación interna trata de mejorar la experiencia del empleado. Los empleados deben sentirse conectados con la empresa: sus decisiones, iniciativas, programas y mensajes ejecutivos. Estas conexiones son vitales para ayudar a los empleados a comprender por qué los líderes toman decisiones e implementan cambios. Comprendiendo los motivos, es más probable que sean receptivos y estén más comprometidos.

Desde Triangle apostamos por una buena estrategia de comunicación interna que nos hace crecer día a día como compañía.