10 secretos para convertirte en ese jefe o jefa que todos quisieran tener

10 secretos para convertirte en ese jefe o jefa que todos quisieran tener

10 secretos para convertirte en ese jefe o jefa que todos quisieran tener

¿Quieres convertirte en esa jefe o jefa que todos quisieran tener? Sigue leyendo y descubre si estás verdaderamente preparado o estás dispuesta a hacer mejoras para acceder al puesto que quieres conseguir.

Desde pequeño eras el líder en la escuela. Desde joven eras esa chica que dirigía los grupos en el instituto. Siempre tuviste alma de líder.

Actualmente eres empleado o empleada de la empresa en la que trabajas, pero crees que ha llegado el momento de dar el gran paso que te acerque a la cima.

Quieres crecer profesionalmente porque te sientes con los conocimientos necesarios para aportar valor desde otro sitio en la empresa.

Te sientes capaz de liderar un equipo y consideras que tienes mucho que ofrecer.

Lo primero que debes conocer es qué necesita una empresa y cómo es el liderazgo de hoy en día.

Una organización no va a promocionar a un empleado o empleada que no esté preparado para hacer frente a las responsabilidades que el cargo de jefe o jefa conlleva.

Por ello, las empresas además de la experiencia que tengas, analizarán tus competencias y aptitudes para ver si eres capaz de ejercer un liderazgo de forma eficiente.

Hablando metafóricamente, ser líder es en cierta forma como ser padre o madre. Los padres les ofrecen oportunidades a sus hijos, los apoyan con formación, los escuchan y aplican disciplina cuando es necesario. Les ayudan a crecer, a desarrollarse, y los guían para que cumplan sus objetivos lo antes posible. Permiten que se equivoquen y los ayudan a levantarse ante las caídas.

Para ser el mejor jefe o jefa debes tener confianza en ti y construir confianza en los miembros de tu equipo.

Todos tenemos fortalezas y debilidades que nos hacen únicos. No todas las personas tenemos las habilidades necesarias para destacar en un puesto determinado ni poseemos las capacidades para ocupar un puesto de liderazgo.

Para convertirte en esa jefe o jefa que todos quisieran tener, debes conocer tus debilidades, tomar conciencia de los conocimientos que te faltan y desarrollar las competencias necesarias para el puesto que quieres alcanzar.

Mediante la formación o un mentor en la organización, es posible que lleves a cabo rápidamente esas pequeñas mejoras que tienes que hacer.

Descubre qué es el mentoring y los beneficios que tiene para una empresa leyendo este artículo.

Un jefe o jefa ya no manda como lo hacía años atrás. No persigue a su personal para que hagan el trabajo, tampoco ordena. El liderazgo actual está enfocado en acompañar, en inspirar y en sostener a los miembros de un equipo.

La ecuación es sencilla: los empleados que están motivados son responsables, y los empleados responsables hacen una empresa más rentable.

A continuación, te contamos los 10 secretos para convertirte en el jefe o jefa que todos quisieran tener.

  • Delega

Si una persona no sabe delegar su trabajo y quiere ser un buen jefe o jefa, debe aprenderlo. Es fundamental confiar en los demás miembros del equipo para que se realicen los proyectos y la empresa crezca.

  • Aprende a liderar

Si un buen jefe o jefa no tiene conocimientos de liderazgo o no es un líder nato, se va a convertir en una persona que ejerza su labor a través de la autoridad. Los jefes que aplican mal el poder pueden usar expresiones como “las cosas se hacen así porque soy tu jefe” o “la única opinión que importa es la mía”.

  • Potencia tu conocimiento

Para ser jefe o jefa debes tener el conocimiento y las habilidades necesarias para llevar a cabo las tareas que les pides a los trabajadores.

Imagina que solicitas a un trabajador que realice el presupuesto anual de un día para otro. Quien lo ha realizado sabe que es imposible confeccionarlo en esos plazos. Por ello, antes de pedir que se ejecute una tarea, procura interiorizar cómo se hace y cuánto tiempo llevará realizarla.

De lo contrario, perderás credibilidad y aumentarás la desconfianza en tu liderazgo.

  • Sé flexible en cuanto al trato

Un buen jefe deber ser suave para entender los problemas de sus trabajadores. Hay que comprender que son seres humanos que tienen una vida. Pero también hay que ser duro para que no abusen de tu confianza. Esta flexibilidad da un equilibrio que permite ganarse la admiración y el respeto de los empleados.

  • Construye una relación cercana con tus empleados

Un jefe o una jefa no tiene que ser un amigo, pero sí alguien lo suficientemente cercano para que el trabajador confíe. Procura nunca mezclar la vida personal con la profesional.

  • Escucha

Vivimos en un mundo en el que somos reactivos, la escucha verdadera está sobrevalorada. Para convertirte en el mejor jefe o jefa, realizar una escucha activa es imprescindible. Escuchar los problemas, sugerencias, opiniones, quejas e ideas que los trabajadores manifiesten seguramente sirva para mejorar algo en la empresa.

  • Activa tu motivación y la de tu equipo

Un jefe o jefa desmotivado, es alguien que no puede motivar a sus trabajadores. Imagínate que llegas a la oficina sin ganas de hacer nada ¿cómo le vas a pedir a tus trabajadores que sean productivos?

Si además los miembros de tu equipo están desmotivados, ¿cómo vas a hacer que trabajen más felices si te falta motivación?

Descubre el poder del pensamiento positivo haciendo clic en el siguiente vídeo:

  • Sé más colaborativo

Si sientes que te gustan las reuniones, un puesto de responsabilidad es para ti. Cuando accedes a un puesto de liderazgo acudirás con frecuencia, y ser colaborativo es esencial para que puedas aportar tu opinión y respetar la de los demás.

Ayuda a quien tenga un problema, despeja las dudas y cede el control si fuera necesario.

  • Céntrate en las necesidades del grupo

Si quieres convertirte en el mejor jefe o jefa no te mires el ombligo. Si alguien falla, tu también fallas. Si alguien alcanza sus objetivos, tu también. Consigue el reconocimiento no por tu título, por el cargo que ocupas o por tus conocimientos, sino por descubrir cuáles son las necesidades verdaderas del grupo y tener la capacidad para cubrirlas por el bien de todos y de la empresa.

  • Crea buen ambiente de trabajo

Para crear un ambiente de trabajo excelente deberás propiciar las relaciones de respeto, potenciar la cooperación, desterrar la competencia, fomentar la autonomía y tener empatía entre los miembros del grupo.

Además, la gamificación y otras acciones ayudan a hacer team building.

Para terminar, si estás dispuesto a dejar de ser un empleado o trabajadora para convertirte en el mejor jefe o jefa de la empresa, sigue algunos de estos consejos:

  • Pon a prueba tu creatividad haciendo cosas nuevas. Innova sin miedo al “qué dirán” con el fin de salir de la rutina del día a día en la oficina.
  • Sé lo más humano posible, practica la empatía y actúa con naturalidad.
  • No tengas un trato preferente con algunos miembros de tu equipo. Haz que todos se sientan a gusto trabajando contigo.
  • Mantén el entusiasmo alto y, si tienes un buen sentido del humor, no lo pierdas.
  • Revisa qué tipo de liderazgo quieres ejercer dándole al play.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a detectar si quieres ejercer como jefe o jefa. Si te has dado cuenta de que es el momento de pegar el gran salto, adelante, te deseamos una excelente gestión.