Industria alimentaria: clave en el mercado laboral actual

Industria alimentaria: clave en el mercado laboral actual

La industria de la alimentación proporciona empleo a prácticamente medio millón de trabajadores en España, contando con una tasa de empleo femenino superior al resto de industrias manufactureras, siendo, además, la primera del sector industrial en cuanto a ventas se refiere.

Durante los últimos años, la evolución de esta industria ha sido muy positiva, creciendo considerablemente por un aumento del valor en las fases de producción y de la industria agroalimentaria.

Sin embargo, desde el 2020, está sufriendo las consecuencias de la pandemia del COVID-19, haciéndolo, eso sí, en menor medida que otros sectores, puesto que, durante el estado de alarma, la alimentación ha sido clave para la economía española.

Sector agroalimentario durante el Covid-19

Desde la declaración del estado de alarma en marzo del 2020, el sector agroalimentario se convirtió en uno de los principales protagonistas, evolucionando así la percepción que los ciudadanos tenían de él.

Estamos hablando de un sector que ha sido capaz de amoldarse a las nuevas necesidades que surgieron en los ciudadanos, y de garantizar la cadena de suministros constantemente.

El hecho de vivir un confinamiento, hizo que las rutinas y los comportamientos de vida cambiasen, al menos inicialmente.

¿Cuáles son los perfiles más demandados?

Los perfiles más demandados y los que más se han contratado durante la pandemia, han sido todos aquellos que están relacionados con operaciones de producción, manipuladores de alimentos y mozos de carga y descarga.

En cuanto a los tipos de profesionales que la industria alimentaria irá demandando en los próximos años, destacan posiciones algo más estratégicas como técnico de mantenimiento o técnico de calidad en industria alimentaria.

Estos profesionales se encargan, entre otras cosas, de tareas como el manejo y mantenimiento de carretillas y maquinaria, el aseguramiento de la calidad y seguridad alimentaria o el desarrollo de las normas de calidad de la compañía en concreto.

A la hora de encontrar este tipo de perfiles, la formación y la experiencia se convierten en requisitos fundamentales.

Una industria exigente

El sector de la alimentación se encuentra con algunos retos que debe superar para poder mantener el mismo nivel de éxito. Entre ellos, destacamos la implantación de la digitalización y las nuevas tecnologías, que mejoran los tiempos de producción y lo convierten en un sector más sostenible.

Otro de los retos principales es el de la seguridad, y más aún en la situación actual, extremando las medidas de higiene y prevención.

En conclusión, se trata de un sector con un gran potencial para la creación de empleo, que, a pesar de la difícil situación que se ha vivido, ha logrado mantener prácticamente los mismos niveles de producción, adquiriendo una visión y percepción diferentes por parte de los ciudadanos.