‘Employer branding’ las ventajas de captar talento

‘Employer branding’ las ventajas de captar talento

El employer branding consiste en una serie de técnicas híbridas de marketing y recursos humanos para por un lado, ayudar a fidelizar al empleado interno y por otro, atraer nuevo talento.

Aunque su nombre llama la atención, no se trata de una estrategia novedosa. Este concepto empezó a tomar forma tras la Segunda Guerra Mundial. Las empresas de esa época implantaron beneficios sociales para fortalecer la relación del empleado con los valores de la empresa y así convertirlos en embajadores de su marca.

En la actualidad, el concepto employer branding sigue manteniendo la esencia de su origen pero desde un punto de vista más estratégico. Las empresas son más conscientes de que la mejor manera de transmitir sus valores es a través de sus empleados. Por lo tanto, la empresa debe considerarlos como parte estratégica de su imagen corporativa y de su contribución al macroentorno.

El employer branding es una estrategia cada vez más demandada y requiere de servicios especializados de asesoramiento para que resulte efectiva. La valoración y el desarrollo estratégico de la marca así como la gestión proactiva de la reputación, presentan grandes ventajas aunque también merece la pena hacer algunas consideraciones adicionales.

Principales ventajas del employer branding

  1. Atrae candidatos cualificados. Una de las ventajas más claras de esta estrategia es el aumento de talento que apuestan por tu empresa como primera opción. Por otro, al mostrar los valores de tu marca a través de tus empleados y el entorno que te rodea, siempre tendrás gran cantidad de candidatos para cubrir los perfiles más demandados.
  2. Disminuye la rotación y aumenta el sentimiento de pertenencia. A nivel interno, consigues una mayor fidelización de los empleados. De esta manera, se reduce la rotación de personal y se mejora la iniciativa y el compromiso a la empresa.
  3. Mejora la motivación de los empleados. Tomar distintas acciones para captar nuevo talento y mejorar la motivación de los empleados actuales repercute directamente en el nivel de productividad. Los costes de selección y contratación se reducen considerablemente y la empresa mejora en competitividad.
  4. Mejora de la imagen corporativa. Que los empleados actúen como embajadores de tu marca es un factor cada vez más importante para reforzar la propuesta de valor y posicionarse mejor en el mercado.

En resumen, a partir de una buena estrategia de employer branding, se gestionan mejor los recursos, los empleados son más productivos, el potencial de innovación aumenta, la marca logra diferenciarse de los competidores, vende más y los resultados de la empresa mejoran. En palabras de Sergio Balcells, Country Manager para España de Welcome to the jungle: "Al final, se trata de llevar a cabo una estrategia y metodología encaminadas a cuidar a los trabajadores, pues ellos son el principal activo de cualquier empresa. Y, al final, un trabajador feliz se convierte en su mejor embajador".

Otros aspectos del employer branding

Encontrar nuevo talento y fidelizar a los empleados de tu plantilla exige coherencia entre la política de comunicación y la propuesta de valor de la empresa, así como una apuesta por el employer branding como pieza clave de la estrategia corporativa.

Es un proceso de cambio continuo que requiere tiempo y un equipo de recursos humanos especializado y coordinado con diferentes departamentos de marketing o comunicación para que la técnica del employer branding termine siendo efectiva y que, al tiempo, favorezca a la imagen de la empresa.

En definitiva,  el employer branding es la estrategia del momento, pero en realidad lleva mucho tiempo entre nosotros. En este vídeo se reúnen tres expertos de employer branding en la que reflexionan sobre esta técnica clave para atraer y fidelizar talento.