Bienestar emocional de los empleados: qué es y cómo mantenerlo

Bienestar emocional de los empleados: qué es y cómo mantenerlo

¿Alguna vez te has preguntado cómo se sienten los miembros de tu equipo? ¿Crees que existe la confianza suficiente como para hablar de ello? Si, hasta ahora, no le habías dado importancia a este aspecto, hoy te vamos a contar todos los beneficios que puede aportar a la empresa, y algunos consejos para mantenerlo.

En primer lugar, el hecho de hablar sobre emociones, debe dejar de ser un tema tabú en la empresa, pues, existe el miedo de ser juzgados negativamente por ello, cuando, en realidad, es algo muy positivo y ahora veremos por qué.

¿Qué es el bienestar laboral?

Este término hace referencia a alcanzar una mayor humanización del trabajo, consiguiendo un estado de satisfacción de las personas en el ejercicio de sus funciones, resultado de un ambiente laboral seguro y saludable donde se valora su trabajo.

En otras palabras, cuidar de la salud de los empleados, es cuidar de su bienestar físico, mental y social, y, numerosos estudios exponen que, con el paso de los años, el bienestar emocional se convierte en uno de los motivos más importantes a la hora de mantener la satisfacción con la vida, por lo que, todas las empresas deberían incluir el bienestar emocional de sus miembros dentro de su plan de prevención y promoción de la salud para aumentar la satisfacción laboral.

Para contribuir al bienestar emocional, las empresas deben fomentar un estilo de vida activo, y, no solo en el sentido de realizar actividad física, sino de participar en la sociedad, en las relaciones con otros miembros de la empresa, en eventos sociales y culturales promovidos por la misma, etc.

Es indispensable, y realmente positivo, establecer y mantener relaciones sociales.

Posibles riesgos en el bienestar emocional de tus empleados

Antes de identificar cómo se sienten tus empleados, un primer paso sería rastrear los posibles riesgos que pueden afectar al bienestar de los miembros de la organización.

Estos riesgos son tan variados como tipos de empresas y trabajadores existen, pero, algunos de los más comunes son:

- Prácticas poco efectivas de gestión y comunicación.
- Falta de claridad en los diferentes departamentos y sus tareas a realizar.
- Elevadas cargas de trabajo.
- Presión constante para recibir resultados.

Medir el riesgo psicosocial de tu empresa es imprescindible para conocer el estado real de los empleados, pues, todos los factores se relacionan, y, si una parte falla, las consecuencias se verán reflejadas en diferentes ámbitos.

¿Qué medidas pueden adoptar las empresas para mantener un buen equilibrio emocional?

Aunque no hay una fórmula mágica, existen algunos métodos para que cada empresa establezca las bases según su tipología, tamaño y cultura interna, para así contribuir al bienestar de toda la plantilla.

En primer lugar, debemos dotar a la empresa de un canal de comunicación adecuado que facilite la conexión entre todas las personas que la integran.

Por otro lado, será buena idea fomentar y ofrecer acciones relacionadas con la actividad física y psicológica.

Por último, un medio donde se reconozca e incentive de manera pública el esfuerzo y consecución de objetivos por parte de los empleados, hará que se generen buenas prácticas y motivación constante.

En definitiva, las personas son el recurso más valioso de las empresas, y, trabajar por su bienestar emocional se debe plantear como una prioridad para su correcto funcionamiento y evolución.